Historia, Nuestro pasado

Historia del club:

LOS INICIOS DE UN GRUPO DE AMIGOS

El Club Baloncesto Begastri fue fundado en junio del año 2000 por un grupo de amigos, amantes de este maravillo deporte, que en ese momento no sentían que tuvieran cabida sus ideas e ilusiones dentro del único club que existía en Cehegín. En aquella primera junta directiva se sentaron las bases de lo que iba a ser el proyecto de baloncesto más importante de nuestra comarca, un proyecto que daría cabida a todos los chicos y chicas que quisieran jugar a baloncesto, sin importar sus cualidades; un proyecto que quería trabajar la cantera, pero que a su vez no se ponía techo en su trabajo con el equipo senior del club.
COMIENZA LA ASCENSIÓN
En la segunda temporada de historia del club se consiguió el ascenso de 2ª autonómica (categoría en la que se empieza a competir cuando eres club de nueva formación) a 1ª autonómica, y tres temporadas después, en la 2004/05, se consiguió el ascenso a 1ª división Nacional, pasando a convertirnos en el primer club de la Comarca del Noroeste que representaba a nuestra zona fuera de la Región de Murcia.
A este ascenso le siguieron cuatro duras temporadas en esta categoría: las primeras de ellas luchando por mantener la categoría, y en la temporada 2008/09, sorprendentemente, y merced a un gran trabajo deportivo del equipo, se consiguió el impensable ascenso a Liga EBA, a la vez que el segundo equipo senior del club conseguía ascender de 2ª Autonómica a 1ª Autonómica, logrando la gesta de que los dos equipos de la comarca que competían en las categorías más elevadas pertenecieran al mismo club.
La temporada 2009/10 el primer equipo jugó en Liga EBA y quedó clasificado en 2ª posición del grupo E de la competición, perdiendo en el play-off de ascenso a la categoría de LEB Plata por 2 puntos contra Ciudad Real. No obstante, al terminar tan exitosa temporada, el club, debido a la falta de apoyos de los patrocinadores, tuvo que renunciar a la categoría.
En la temporada 2010/11, el equipo volvió a competir en 1ª Nacional, y, con una dinámica excepcional, sólo perdió un partido en toda la campaña, volviendo de nuevo a Liga EBA, donde permanece actualmente. 
ECHANDO LA VISTA ATRÁS
En poco más de una década hemos asistido al nacimiento de un club desde sus cimientos, que hoy día se ha convertido en un referente a nivel deportivo y de gestión en la Región de Murcia. De hecho, es el segundo equipo de la equipo, sobrepasado únicamente por el CB Murcia, que milita en la Liga ACB.
El trabajo denodado de mucha gente ha hecho que los chicos de otros pueblos quieran venir a nuestra cantera con la esperanza e ilusión de formarse como jugadores y personas, y de llegar a formar parte alguna vez de nuestros equipos superiores.
Son muchas las actividades, además de las propias de la competición federada, en las que se ha involucrado el club, tales como rifas, loterías, nuestra gala (que ya va por su sexta edición), barras de los encierros de San Zenón, carnets de socios, campus de verano, clinics para entrenadores, etcétera. Todo ello para conseguir que nuestros proyectos y sueños de futuro se puedan hacer realidad, y poder ofrecerle a todo el que quiera tomarse este deporte con responsabilidad e ilusión un lugar donde llevarlo a cabo y ayudar dando su punto de vista.
UNA TRAGEDIA
La muerte de David Giménez Fernández es el gran pesar cuando echamos la vista atrás para recordar todos estos años. Ningún día ha sido igual desde entonces, pero su recuerdo nos da fuerzas a todos para seguir con esta ilusión, que también era la suya, y honrarlo cada año en el memorial en su nombre, con el que presentamos al equipo para la nueva temporada.

AGRADECIMIENTOS
Muchas empresas y negocios particulares han ayudado y han hecho realidad que cada temporada hayamos podido sacar adelante los presupuestos del club, y, aunque es probable que dejemos alguno en el tintero, han sido estos nuestro motor: UCAM, José Díaz, Talleres Rafael Abril, Bar Camino Verde, Bar Casa Matías, Vedicar, Intervías, Habitalia, Infera, Joyería La Rosa, Frutas Abril, Cajamurcia, Asesoría Athemis, Pub Molokay, Restaurante La Muleta, y todos aquellos pequeños negocios que con su aportación permiten que nuestra gala de recaudación sea una realidad cada año.
En estos años, muchas personas se han ido sumando al proyecto, sin las que esto no hubiera sido posible. Pensar en CB Begastri es pensar en Jesús Abril, el único que se merece que su nombre destaque de entre todos los que formamos este entramado de trabajo sin fin, por su determinación, su capacidad de liderazgo y su motivación. Y ante nosotros queda un futuro por andar, un camino que aún no esta hecho.
Anuncios